Versatil

THE GRAY FLANNEL SUIT

Mansul Ab-Zaqqaq

De entre una gran cantidad de personas dedicadas al noble arte de la demagogia y la impostura, solo unas pocas poseen la estructura mental y el daimon para embestir medios mundiales con la cornamenta epistemológica de la gran charada. Toma galimatías.

1.-Dos serpientes enroscadas en un palo.

Ya es suficientemente antigua la historia de un jesuita ultrareputado, que se marchó de misiones al amazonas y se le dio por perdido en un estuario, cuando bendecía todos aquellos reductores de cabezas con sacramentos omnipotentes. Algunos años después se descubrió que, mimetizado en aquella tribu de salvajes, no solo contaba con buena salud y beneplácito de sus cuidadores, sino que había alcanzado puestos de tanta importancia como coadjutor del chamán, e incluso se le consideraba un potencial sucesor al cargo cuando el subsodicho astral-sanador pasase a mejor vida.

Con las fiebres expedicionarias que asolaron aquel medio, el idilio mesiánico del jesuita se vio destruido y bajo el reclamo de la prensa y sus hermanos prometidos en la adoración de S. Ignacio, volvió a nuestras civilizaciones occidentales para una misión evangelizadora aun más necesaria que la de la selva. Se trataba de cambiar el taparabos por un turbante y dedicarse a espiar, para gloria de su orden, las acciones y desacciones que los derviches y otros sufis desarrollaban entre giro y giro.

Dispuesto a recaudar nuevas técnicas de abstraccion, partió andando hacia los orientes de las viejas leyendas, en busca de autenticismo y nuevos estuarios en los que ahogarse supuestamente para la vida pública y sus superiores. Con promesas de redención y viejas figuras de la vida ascética, se vió privado de alimentos y demás nutrientes indispensables quedandose a merced de lo que él llamaba la fuente total del universo. Fue una casualidad que desfallecido tropezara otro trotadesiertos con él y lo recogiera y cuidara como un hijo en uno de esos parajes donde tampoco son bienvenidos los occidentales con sus camaras ni los nationalgeographicosos con ropas de color caqui. Estrictamente, este buen samaritano era Mansul Ab-Zaqqaq.

Monasterio de Sumela

Mansul le enseño el idioma para empezar con una montaña de textos exclusivos sobre técnicas meditativas y leyes éticas de primer orden en cuanto a trascendencia se refiere. La fiebre de Mansul por hacer del moribundo un sabio superior crecia con la velocidad que lo hacía la capacidad en cuestión del jesuita desfallecido para con las enseñanzas supuestamente tan complejas y privilegiadas.

Conforme el jesuita se hizo con el idioma, la sorpresa de Mansul fue atroz, al convertirse paulatinamente en alumno de las enseñanzas quel jesuita-chaman le brindaba, todo extraido de cuentos, leyendas y vivencias de la época amazónica del superviviente. Y a base de hordas de paciencia y tranquilidad mutua para aceptar replicas de pensamiento, sus vidas se convirtieron en un idilio dialógico que daría como fruto un nuevo sistema de pensamiento mitad sufi mitad de la tradición chamanica.

2.-Alter-egos.

Algunos años pasaron por alli en Sumela. Inviernos meditativos y sofocantes jornadas estivales de dikes y rosarios de cuentas. Con muy pocas visitas de algunos despistados que andaban buscando aun al kutu con el nombre equivocado y las coordenadas erroneas. Las prácticas chamánicas permitieron que Mansul aguantara ciertas enfermedades de las que tambien se llevan a los seres espirituales, una vez más, sorprendidos de quela ceniza en un supuesto momento, no lo fuera tanto. En fin…

Los viejos medios, que supuestamente llevaron al jesuita a los brazos de Mansul, ahora lo volvían a buscar por entre todas las dunas de oriente y en el equipaje de cada caravana de beduinos. Un mito que ya fue muerto y resucitado ahora parecia vuelto a perderse y la opinion pública buscaba una cuarta venida del más alla. Y los hijos de S. Ignatius más de lo mismo. Por despecho.

Jesuita

Los secretos en los desiertos duran poco y bajo precios y morbos de recompensas por dar con el ditirambo reincidente, es facil que cualquier aldeano le sople a una radio donde se encuentra al-janduli-la-leando cualquier evadido de sus obligaciones. Y de esta forma tan patética es como se despierta la absurda recta final de esta plasta.

Grand Finale

En esta parte de toda buena investigación es cuando todo lo expuesto con cuidado y selccionado con rigor nos expulsa a un vortice de versiones para rematar los clavos del taburete. Y el idilio de dos solitarios misticos es bastante para soltar la imaginación.

Lo más creible es que para cuando quisieron llegar a Sumela en busca del jesuita, este sencillamente no estaba. Así de claro. Les recibió un Mansul que a día de hoy vive y les explicó con todo lujo de detalles y la pena de su corazón, como su compañero de viaje se había marchado una mañana sin decir más a seguir con otro de sus viajes peregrínicos que le acababan dejando siempre medio muerto. Los jesuitas y las prensas del orbe se dieron por satisfechas con aquella aclaración y asumiendo que el jesuita podía haber muerto en cualquier sitio de meditación, o helado en los Himalayas o ahogado pescando hombres.

Mas años más tarde un prometedor estudioso de las migraciones y el trapicheo de santos entre religiones dió con la verdadera respuesta al enigma. Dio con el cuerpo del jesuita. No estaba enterrado ni descompuesto. Estaba vivo y coleando en Sumela y responde al nombre de Mansul Ab-Zaqqaq.

Él fue quien le dijo a los jesuitas que se habia marchado. Porque ocupó el puesto y la persona de Mansul al sacrificar a este. Según le contó, Mansul no aguantaba la vida con aquellos dolores y viendo ambos lo que se les venia encima con la separación, las masas en Sumela y las fotos de los cojones decidieron ayudar a morir a Mansul, incinerarlo y convertirse el jesuita en Mansul.

Esto es todo. En memoria de aquellos del omnea mea mecum porto…



THE AFTER ENSEMBLE

Existe una creciente expectación en la sociedad acerca de la intevención de los OVNIS en la historia humana. De hecho, es muy similar en tono a la expectación mesiánica en el mundo Helenístico durante las centurias que precedieron el nacimiento de Cristo. Los líderes de la sociedad Romana debieron recibir este advenimiento como un molesto imprevisto, pero de hecho, millones de personas del mundo antiguo llevaban tiempo ya esperando alguna clase de mesías. Actualmente, la ciencia y el gobierno desprecian la idea de un contacto mundial con OVNIS, pero de hecho, los cultos hacia el contactismo crecen e insisten en que el contacto está a punto de ocurrir.

Lo de ayer...

 

Imagina, por consiguiente, lo que todavía no has imaginado seriamente. Imagina que pasaría si los OVNIS apareciesen. Imagina la nave de Encuentros en la tercera fase apareciendo de repente enmedio de la orbita terrestre. La televisión y los medios de comunicación llevarían la imagen a cada hombre, a cada mujer, a cada niño del planeta. Los gobiernos se paralizarían. La ciencia se vería indefensa a la hora de explicar de donde viene, o como llegó hasta aquí. La histeria milenarista rompería en todas partes. El platillo sería adorado como el Salvador y condenado como el Anticristo. El fin del mundo nos parecería inminente, y todo esto sucedería antes de que el contacto fuese algo más que una imagen visual. Entonces, el OVNI empezaría su revelación. Podrían esperarse vastas demostraciones de poder. Quizá podrían neutralizarse misteriosamente las naves de destrucción masiva, o quizá se usase alguna clase de rayo de energía que curase todo el cancer de la tierra. Sea lo que sea lo que hiciesen, seguro que estas acciones serían impresionantes. Estas acciones convertirían a millones de personas a la religión OVNI en un espacio de horas. En efecto, estas acciones habrían

sido diseñadas para abrumarnos con la realidad de su poder y su presencia. Esto cerraría la primera fase de la revelación.

La segunda etapa serían las enseñanzas. Impartidas telepáticamente, las especifidades de éstas no pueden ser anticipadas, pero seguramente instarán al amor, a la simplicidad voluntaria, a la renuncia a la guerra y la aplicación destructiva de la ciencia. Sean cuales sean las enseñanzas, el OVNI prometerá una recompensa hacia aquellos que le sean fieles y funestas consecuencias para quienes no lo hagan. Y las enseñanzas se harám de una forma tan perfectamente poética, tan rica en entendimiento y matices, que nadie dudará de su origen en una entidad superior a nosotros. El reparto de enseñanzas sentará las bases para la tercera y última fase de la revelación: la partida.

El platillo, prometiendo vagamente volver, simplemente desaparecerá. El proceso entero tomará alrededor de un mes. Recordemos que la carera de Cristo duró solo tres años, y que ésta se llevó a cabo en mundo en donde la información no podía moverse rápidamente. Así, tres años fueron necesarios para lanzar una religión que se mantuvo viva durante los 1500 años siguientes. En un mundo de comunicaciones electrónicas, el impacto de la llegada del platillo, los milagros, las enseñanzas y la partida sería incalculable —incluso si todo esto se llevase a cabo en tan solo un mes. El platillo nos dejaría con una ciencia incapaz de explicar que es lo que ocurrió. La mayor parte de la gente se convertiría fanáticamente a las enseñanzas del platillo, y cualquier institución que surgiera en oposición a estas enseñanzas serían barridas inmediatamente. La partida del OVNI podría crear en la humanidad un sentido de abandono, una agonía que podría quedar inscrita en

Jurgen lo espera

el seno de la psique humana durante centurias. La única panacea sería la religión del OVNI. La ciencia sería desacreditada y pronto abandonada a favor de miles de años de exégesis del mensaje del platillo. ¿Os resulta familiar todo esto, a la luz de nuestra discusión sobre Roma y Cristo?

Lo que nunca se dirá en el transcurso de tal evento y debe ser dicho ahora, antes de que sea tarde, es que todo conllevará un engaño. Un engaño benigno diseñado para salvarnos de nuestra ciencia y ética infantiles, pero un engaño al fin y al cabo. El platillo, sin importar lo extraño que nos pueda llegar a parecer él o sus demostraciones de poder, no es un vehículo de otro sistema solar, sino el Alma Colectiva de la humanidad haciendo su truco más viejo. Si uno sabe esto, puede vivir a través de la revelación y la destrucción de nuestro mundo científico, e ignorar el inmenso poder de su más poderosa manifestación tecnológica, y así mantener intactos el alma y el espíritu. Recuerda, no soy un ridiculizador de los platillos volantes o un defensor de la ciencia: Soy un contactado, y este libro es la meticulosamente narrada historia de cómo me involucré en el mundo de los OVNIS. Soy uno de los que Vallee ha apuntado como portadores de ideas que pavimentan el camino hacia el escenario que he descrito. Y de todo esto he aprendido que no hay revealción religiosa más satisfactoria que los frutos de la comprensión. Y no hay liberación comparable a la de liberación de uno mismo de las ilusiones y desilusiones de la era en la que vive.

Llegué a estas conclusiones a través de mi uso y mi familiaridad con la psilocibina y otras drogas psiquedélicas. Éstas sumergen a sus usuarios en el mundo del Alma Colectiva y lo hac

en a uno privilegiado por formar parte de sus mecanismos de operación. Permiten un diálogo con el Alma Colectiva que está fuera del contexto de la oposición entre la ciencia y la revelación, que no deja elección entre la alienación del racionalista y las cansinas técnicas del fanático creyente. Las drogas psiquedélicas contienen la posibilidad de curar la ruptura entre la ciencia y la moralidad a nivel individual, para así poder evolucionar independientemente del caos y la transformación que el OVNI traerá pronto a la humanidad.

El reciente libro de Valleé, “Messengers of deception”, vibra con el miedo al incosciente y la alienación de la matriz de la psique de la cual ha emergido el racionalismo. Teme la destrucción del racionalismo y el pensamiento científico, pero no menciona la crisis global a la que este tipo de razonamiento nos ha llevado. Se pinta a sí mismo como un investigador de OVNIS de mente abierta, aunque nunca cuestiona la retirada y dimisión de muchos oficiales de inteligencia en los que depositaba mucha fe. ¿Es imposible que la CIA no esté al tanto del impacto social que puedan tener el tema de los OVNIS? Si así fuera, los escritos de Valleé debe haberlos alertado del peligro de cambio que corren las instituciones ortodoxas.

Basándome en las ideas de Vallee sobre una confrontación informacional entre elementos racionales e irracionales, ¿cómo fue capaz de ignorar la posibilidad de que las mutilaciones que no ha tardó en relacionar con los OVNIS no fueran más que una torpe maniobra para desacreditar el fenómeno OVNI por parte de alguna agencia gubernamental? Es un método típico de la comunidad de inteligencia para desacreditar grupos humanos: falsificando atrocidades en forma que parezcan responsabilizar a dichos grupos. Vallee aporta ejemplos pero nunca sospecha de que alguna agencia gubernamental pueda estar usando esta técnica para impedir la transferencia de lealtades desde las instituciones políticas a los OVNIs. Él menciona la proximidad de las mutilaciones animales a instalaciones gunbernamentales, pero nunca sugiere que éstas instalaciones sean la fuente de estas mutilaciones. Algunos avistamientos de OVNIs implican confusión entre los testigos acerca de si lo que se vio fue un OVNI o un helicóptero. Incluso en los casos de mutilaciones animales los testigos insistieron que se hallaban involucrados helicopteros. Valle incluso se atreve a afirmar que nunca se han hallado evidencias de OVNIS, cuando de hecho si ha ocurrido: se han hallado escalpelos en zonas de mutilación.

Me parece posible que:

Báculo

alguna gente en el gobierno haya leído a Valle y se sientan afines a sus teorías sobre los OVNIS como factor introductorio de cambios en los sistemas de c

reencias y en las lealtades institucionales a escala global. Sin saber lo que los OVNIs realmente son, estas agencias y personas han lanzado cortinas

de humo diseñadas a crear dudas sobre los motivos e inocuidad de los OVNIs, así como para retrasar o detener el cambio de creencias y lealtades que está llegando ahora a proporciones epidémicas. Sospecho que el libro de Vallé pueda transformarse en el primer disparo de una guerra mediática que pretendería conectar lo oculto, o el fanatismo de ultraderecha y las mutilaciones animales con los OVNIs, todo en un esfuerzo de proyectar la duda sobre el vasto poder potencial del fenómeno de los platillos volantes.

El título de Valleé, “Messengers of Deception”, guarda una curiosa semblanza con el de J.Edgar Hoover, “Masters of Deceit”. En este, el hombre del saco era el comunismo. En el de Valleé, los OVNIs. ¿Quién eligió el título del libro? ¿Fue el propio Valleé o fue el misterioso Mayor que lo guió a través de esas sendas de especulación? Creo que el propio Valleé, deliberadamente o no, es portador del engaño y se ha convertido en la punta de lanza de un esfuerzo a conciencia para sem

brar mayor confusión en lo concerniente a los OVNIs.

Deberíamos decir que este esfuerzo está condenado al fracaso. El Alma colectiva de nuestra especie es la fuente de los OVNIs, y sus diseños no pueden ser deflejados o dejados a un lado. Su punto de vista es un a través de miles de años, y conllevan sistemas de creencias carismáticos y visionarios, que actúan para restaurar el balance enrtre el entendimiento y la reverencia por el universo —un mensaje más poderosos que cualquier otro ofrecido por las profanas sociedades materialistas que han crecido tan desquiciadas como para imaginarse a ellas mismas las respresentantes del destino humano. La Humanidad y cada uno de nosotros, individualmente, somos la cabeza del destino humano. Este es el significado real de los OVNIs y el experimento en la Chorrera.


CAFE PARA DORMIR

Ella no está solo de una manera vegetal en la naturaleza. Puede aparecer como sólidos o viscosidades. Se liga al dulce según la temperatura del elemento y la acuosidad del preparado. Se decanta mediante procedimientos de vaporización y filtro de celulosa. Su estado volátil se emplata y distribuye para el sondeo de eficacia. Las reacciones se describen mediante radicales sueltos con tendencia al abuso. Los cultivos rotativos no optan por la licencia de credibilidad y redundancia.

"La Mona Lisa"

Leyenda urbana

“En cuatro combinaciones que formulé por error en una columna de cálculos, los resultados de la copartición se detectaron hueros. La memoria de campo y control recabada durante un periodo anterior al desenlace del cultivo, bajo decreto betado, se desacredita por resultar poco academicista y desfragmentada. En las siguientes horas, el equipo de laboratorio encargado de sustituir los códigos inefectivos desaparece sumerjido en un desdoble abierto en su propia base de eficiencia. Concluimos, excepto tres de los de la sección de testeo, que se trata de un sobreexponente aislable del anagrama conductual. Tras intentos de congelación sin resultados ahora.”

Carl Kaffh. “Decúbito Supino”

 

Cuando se comentan esta tipo de textos hay que diferenciar meticulosamente el enfoque opuesto de la doble cuestión a tratar. Partiendo por la lógica o razonablemente, el escrutinio del contexto concreto de la premisa es necesariamente la base para desechar los desenlaces copados por categorías cognoscibles por observación. Hecho esto: sanear cuantificadores; suprimir nexos unidireccionales; aplicar desnegación en el diagrama ya invertido; oponer proposiciones X e Y; diferenciar por analogía modal e interpretar comparando los tres radicales nombradores con la tabla de Blasest. Si alguno no tuviera cualidades, presentar con total normalidad a la base de resultados. Repito que varias variantes pueden generar gravitaciones cacofónicas y aparecer en el resultado como tonales de baja frecuencia.

 

Todas estas ayudas inestimables para la astrofisiontología, fueron legadas por un solo hombre. El discreto sistema de trabajo con el que proyectaba su investigación le permitió poder trabajar este tipo de leyes circulares sin necesidad de matematizar o reducir a decimales ninguna particula del teorema. Es por tal suerte que su método aplicara un valor infinito a cada punto del mismo y encontrara estancamientos en la fluctuación de significación lógica y poniendo en peligro muchas de las bases de la matemática transversal. Al comprometer una importante rama de la matemática, en esos tiempos muy en voga y seguida de cerca por otras ciencias, se produjo una reacción en cadena por la cual muchas ramas de la ciencia tuvieron que serreformuladas e incluso descatalogadas. Se aprovechó en secreto para recontruir todo en base al nuevo sistema. Toda la mecánica y sutileza de los treinta y tres puntos absolutos (o absolutas certezas circulares-estables) basa su totalidad en esta basificación esponencial. Esta unificación no demuestra mas que estamos recortando puntos muertos. Y todo aún está por motrar un solo valor negativo.

Hermético

 

No conviene precipitarse con su estudio. Conlleva una gran aficción por este tipo de disciplinas y requiere un alto nivel en teorias deconstruidas. Al margen de ello, la satisfacción de aprender el sistema de este autor es aun mayor cuando se compruebe que el método da de resultado un aprendizaje simultaneo de los tipos de cálculo anteriores.

“En la despedida académica de los autores que prestaron sus servivios aquel tiempo se solía celebrar una charla entre todos dirigida por Hiergest Vindfort, que en aquel momento era uno de los aspirantes para el comite regulador. Sentados todos en circulo, apretados y vencidos por el cansancio, al cabo de un rato, comenzaba la charla honoris. Mi camarada se disculpó por adelantado, a carcajadas y con un compás desautorizó la clausura. En ese momento no quise mostrarme aliviado, ni ávido, ni liviano o presentible. En aquel instante estallo la postciencia que ensuciaria muchos oidos de mediocres o puristas muy perdidos en sistemas muy arcaicos. En mi interior contemplo a sabiendas de algunos que quisieron sospechar por la proximidad de nuestras replicas en la tarde de voliciones. No fue suficiente para proponer. Actué deliberadamente cuando le sorprendí con una pregunta. Él me miró rápidamente. Despuésse retiro. Y el maestre y todos también. No hubo manera de soslayar el descubrimiento. La comunidad científica vivió el crack intelectual de 1767.”


DAZZLE SHIPS

Intro.-

Se trata de otro de esos disco malditos en el  sentido más comercial de la palabra. Este demonizado trabajo es pasto de los rankings de mierda que se sondean entre las masas.

Quiénes y por qué.-

OMD es un grupo enlatado en esa industrial era del tecno-pop y new wave y Dazzle Ships es su fracaso discográfico y su disco perfecto. . Un trabajo tan increíble como incomprendido, en su momento e incluso hoy en día cuando ya es tarde para que zumben melotrones en las tendencias.

En los primeros 80, OMD eran famosos como uno de los grupos punteros del tecno-pop británico Sus canciones de puro hedonismo electrónico (Electricity, Georgia, Red frame/White Light, etc.) les habían impulsado hacia un cierto estatus de banda semipuntera y cyberpunk. Sin embargo, Andy McCluskey y Paul Humpreys, bebedores de las aguas  de Kraftwerk , decidieron componer un álbum experimental, diferente, más cercano al estilo alemán-muro-bauhaus con los sonidos y las atmósferas sonoras.
En perspectiva colectiva y esterna al grupo la jugada no salió bien. El disco fue ninguneado por la prensa especializada de la época hasta el hartazgo y rechazado por los numerosos fans, que supongo estarían más contentos en chillar en los directos. Nadie entendió aquel disco con necesidades experimentales, con sonidos y voces que evocaban un desconcertante mundo de ondas de radio.

El concepto del disco nace por causa del diseñador gráfico Peter Saville (habitual de New Order) tras contemplar en una exposición una obra del artista Edward Wadsworth titulada Dazzle Ships in Drydock at Liverpool (Navíos deslumbrantes en el dique seco de Liverpool), en el que recordaba su proyecto de un camuflaje para navíos de guerra, que basó en superposiciones de planos y líneas en zig-zag para que, en la lejanía, no se pudiese adivinar la forma, tamaño o la distancia real a la que se encontraba. Llegaron a construirse algunos de estos “navíos deslumbrantes”.

Pensado como una puesta al día del Radioactivity de Kraftwerk, el disco se abre con Radio Prague, sampleo de Radio Praga. Mundo radiado que supone el concepto del trabajo. Genetic Engineering es una de las canciones más “comerciales” del trabajo, un single en la línea más conocida de la banda, pero más experimental en su instrumentación, como demuestra por ejemplo su base rítmica, sampleada a partir de una máquina de escribir, o las voces tratadas con el vocoder. Continúan con ABC-Auto Industry, experimento curiosamente pegadizo en el que se construye una pieza a partir de unas simples voces sampleadas (“A B C”, se declama por un canal, y “1 2 3” por el otro) y que adquiere fuerza con una batería lenta y grave, efectos de sonido, y aceleraciones en los sampleos. Telegraph es de lejos la canción más convencional del álbum, un tema muy OMD que no desmerece en el álbum por su gran calidad pero de la que se sospecha se incluyó para tener un single de lanzamiento para el disco. This is Helena es un instrumental de ritmo rápido y líneas melódicas difíciles, e International una balada de tono triste con una sección rítmica pronunciada.
La segunda parte de la obra se abre de forma aún más sorprendente de lo escuchado hasta el momento: Dazzle Ships es una construcción atmosférica antes que una canción al uso, la musicalización tremendamente evocadora de la guerra en unos navíos, con esas sirenas sonando entre la niebla, ese sónar que tal vez esté marcando el descubrimiento del enemigo, la alarma de combate para finalizar con la única melodía reconocible de la sección, triste y evocadora.
Recuperan el tono más musical paulatinamente, comenzando con otra balada, The romance of the telescope, continuando con Silent Running, un medio tiempo que junto con Telegraph es el tema menos experimental del trabajo, para finalizar con la acelerada y rítmica Radio Waves.
Aún habrá tiempo para dos sorpresas más: Time Zones se construye a partir de un sampleo de la voz que declama el tiempo que falta para las señales horarias que apareció al final de Pulstar, el primer tema del disco Albedo 0.39 de Vangelis. OMD le da una vuelta de tuerca, añadiendo las voces en distintos idiomas que comienzan en momentos distintos y se van mezclando de forma caótica para finalizar, al mismo tiempo, de forma se suenan coordinadamente las señales horarias. Of all the things we’ve made, una balada absolutamente desoladora en su atmósfera musical adornada por unas notas de piano sintetizado y una base rítmica contundente.

Con este su cuarto trabajo de estudio, Orchestral Manoeuvres in the Dark quisieron ir un poco más lejos de lo que habían conseguido en su maravilloso Architecture & Morality. Por desgracia, el experimento no cuajó, quizá porque se esperaba una nueva colección de éxitos para todos los públicos y sin embargo presentaban un disco de cierta ascendencia industrial y con ambiciones de vanguardismo y seriedad que no fue entendido. Fue, además, un disco complejo y muy caro en su producción, y el batacazo comercial (y quizá la probada costumbre de Virgin de apretar las tuercas de sus músicos cuando las cosas comercialmente no pintaban bien) provocó que el dúo olvidase esta propuesta para volver de nuevo su sonido y su música.

Es emocianate la intensidad de la critica en nuestras vidas. Como OMD vuelven a dormir tranquilos con la teta de la discogr’afica en la mochila. Y esta historieta muy conmovedora de genios experimentales frustrados por ingenieros y productores est’a ya m’as que trillada. Y en m’as de un caso que se me venga a la punta de la lengua eran mercenarios de Virgin… Demos gracias por el final feliz de la vuelta a lo comercial de una ‘epoca que no les pertenece. Recuerdo ver desde el centro supertramperos intentando hacer canciones de Disco-90 con los cuellos de las camisas abrochados y las mechas y las hombreras y dem’as armaduras noventeras.O a Miguel Campoviejo inventarse un refrito de Campana de tubo II por despecho a sus exprimidores y venficio de sus incondicionales de estreno.

Razones para tener esto.-

A la hora de echar mano normalmente a los discos de esta ‘epoca, una de las vertientes casualmente establece una tecnica y caracter que dar’a lugar a que los estantes se llenen de mas etiquetas como minimalismo y experimentaci’on y eso antes de que se desatara el Napalm del Techno, que no es m’as que descendiente de este tipo de secuenciadores de pedales.

Rememorando y regodeandose en la edad de oro del synthe, no es comun una implantacion de la voz entre los metronomos estroboscopicos que suavizan trips tipo Pikal. Esta gente es la frontera entre el pop, el synthe y el modelo de disco que cuenta una historia coherente de principio a fin.

Torrentes de situaciones nos pueden hacer recordar a Krafwerk segun los avispados y sagaces comentariastas. Para el sentido comun que me sostiene creo que eso una  falacia. El empleo de vacios orquestales creo que es m’as bien falta de chismes y manejo. Para eso ya estan Tangerine Dream.

Me gusta como mezcla con otras cosas. Esta plagado de momentos tipo secuencia que encajan justamente en la idea de generar atmosferas en sesiones de musica electronica. Tambien pueden encontrarse partes emotivas y otras mas  ^radicales^. Personalmente me quedo con la emulacion de los barcos atacandose y estallando en alarmas industriales que forman armonicos de generacion de instrumentos que suenan a click.

Me gusta la voz ahogada del tipo que canta por natural y mediocre pero bien afinada.

Me gusta que tenga continuidad.

Te gustara si te gusta toda esa bandada de grupos que definen este estilo y su evolucion a la musica actual.

No te gustara en el resto de los casos.

/ A PRUEBA/


LAS FIERAS

 

Hace unos años, algunas cadenas televisivas se empeñaron en amenizar el dulce sueño de la sobremesa a base de documentales de naturaleza; esos en los que podíamos ver al pingüino emperador intentando subsistir en su f río hábitat, o deleitarnos con el inteligente comportamiento del chimpancé. La cosa fue a más, y rara era la cadena que en su programación diaria, no incluía un documental de la “National Geography” u otras firmas de producción internacional o nacional. Parecía que de pronto, la sociedad se había vuelto curiosa; interesada en temas no tan triviales. Parecía que comenzaba una nueva era en la que el espectador televisivo demandaba información, cultura, etc. Parecía, en definitiva, que esas fieras de la sabana eran más interesantes que esas otras de los programas rosa; la hambrienta hiena africana en su perpetua lucha territorial con el león, era más atractiva e interesante, que la “fiera” de Belén Esteban en su batalla patética contra las “rapaces” de vuelos periodísticos. De pronto, todo el mundo comentaba a sus amigos, algún avatar felino en la seca sabana africana. Otros daban detalles sobre tal o cual curioso comportamiento de no se que tipo de foca ártica. Y todos al menos, aprendimos a situar en el mapa, países como Kenya o Tanzania, y lugares como el desierto del Kalahari o el estrecho de Bering. Luego, a estos documentales sobre la madre naturaleza, se les sumaron otros de divulgación científica y otros de distinta índole. Por supuesto que todo el mundo los veía; estaba de moda hablar de ellos y corría un tufillo intelectual, en el que quedaba muy mal tener cualquier atisbo de conocimiento de las nuevas aventuras o desventuras de las Belén Esteban y otras. Este país había cambiado, ya nadie era testigo visual de la telebasura; programas como Salsa Rosa o Gran Hermano estaban presuntamente acabados. Más tarde se supo, que esto no era del todo cierto y que el grueso de la audiencia televisiva seguía concentrado en las “fieras” de color rosa. Había surgido un prejuicio televisivo; yo pongo los documentales de la “Dos” pero en realidad veo a los subnormales del “amor” rosa, por supuesto. Entre tanto, en la sociedad surgía el debate siempre ambiguo sobre si: ¿Vemos sin remedio lo que nos arrojan por esa caja tonta, o nos arrojan lo que demandamos porque no tenemos remedio? En cualquier caso, menos mal que siempre nos queda la opción, a veces olvidada pero muy gratificante, de coger el mando, pulsar ese botoncillo mágico de apagado, y acabar fulminantemente con todas las fieras, unas y otras; como si de un superpredador se tratase.-

Alberto Soto